Entradas con la etiqueta ‘niños’

El estómago lleno y la boca limpia

desayuno

En un extremo de la mesa, Marta, todavía medio dormida, intenta separar sus párpados mientras unta mermelada en una tostada. A su lado, Javier, con la corbata medio suelta, vierte leche sobre un bol repleto de cereales. En el otro extremo de la mesa, Lola, la peque de la casa, tiene los brazos en cruz sobre la mesa y, sobre ellos, deja reposar su cabeza.

“Va, hija, ¿leche con cereales o una tostadita? ¿Cereales? Aunque solo sean un par de cucharaditas…” suplica Marta. Mientras tanto Javier acaba de colocar su corbata y se bebe de un trago el café, sin parar de hablar “no insistas, si ya lleva el bocadillo para el recreo. Vamos a llegar tardísimo…”.

Esta escena se repite en infinidad de hogares. Concretamente, entre el 20% y el 40% de los niños se van al cole sin desayunar: unas veces porque los padres tampoco dan importancia a la primera comida del día, otras porque los peques se niegan y otras por falta de tiempo.

Sabiendo que el desayuno es la comida más importante del día, debemos hacer hincapié en que nuestros peques se llenen de energía a primera hora de la mañana. Esto les ayudará a concentrarse mejor, a aumentar su capacidad de memorización y a mejorar el funcionamiento de su cerebro, en definitiva, mejorará su rendimiento.

Los mayores hemos de dar ejemplo y también tener la suficiente paciencia como para no desesperarnos en el intento. Y, muy importante, antes de coger la mochila para salir corriendo hacia el cole, no debemos olvidarnos de que los niños se laven los dientes. Es la primera de las 3 veces que tanto ellos como nosotros debemos hacerlo y seguro que esos 2 minutos no supondrán un quebradero de cabeza.

La vuelta al cole: del niño y de mamá

volver al cole

Pues sí, ha llegado septiembre y estamos a un tris de empezar el cole. ¿Cómo no voy a hablar de la operación vuelta al cole? En la televisión, en la radio, en la publicidad del buzón y hasta en Twitter o Facebook no veo otra cosa que eso: VUELTA AL COLE. Hasta mi whatsApp se llena de mamis amigas preguntando por cotilleos del cole, libros, horas de inicio o demás menesteres relacionados con la vuelta a las aulas. Qué estrés, ¿no?

Yo estoy estresada porque confieso que no me apetece nada que el niño vuelva al colegio. Estamos tan a gustito los dos, nos apañamos tan bien, está tan feliz sin rígidos horarios, sin deberes, pasándolo en grande, que se me parte el corazón pensando en que mañana mismo sonará su despertador para comenzar 2º de Primaria. Me da vértigo sólo pensarlo, se ha hecho mayor y yo no me he dado cuenta.

Mamá no tengo ni pizca de ganas de empezar el colegio” me dijo el otro día, así sin paños calientes. Y tú qué le dices, en esta ocasión no he podido ser sincera con él. Yo tampoco hijo, pero es lo que hay. Por el contrario me puse mi careta happy y le hablé de las ventajas: los amigos, las clases de fútbol, los partidos a la hora del recreo, nuevas novias, la de cosas nuevas que iba a aprender, las excursiones. Pero creo que no le he convencido. Aunque también sé que si hay algo que le gusta a mi hijo son las normas. “Mamá, ¿es verdad que ir al colegio es obligatorio?”. Desde que se enteró que así es, va contando a todo aquel que quiera escucharle que “es una ley” y mi niño para esas cosas no se anda con chiquitas. Seguramente mañana será el más perezoso, irá con cara de geranio y no querrá muchas juergas, pero si es por ley,…., no hay más que hablar.

Sobre el tema de preparar material, ropa y demás enseres varios que dicen son necesarios, yo, la verdad, en base a la experiencia de años anteriores, he ido muy relajada. Encargué sus libros allá en julio, los guardamos en una estantería y se acabaron preparativos. Ya me dirán en el colegio qué más cosas hacen falta, ¿para qué voy a liarme a comprar cosas de más? Con respecto a la ropa, salvo algunas prendas que encontré a buen precio en su momento, ya iré comprando cuando vayamos necesitando. No entiendo esa compra compulsiva que se empeñan en inculcarnos. ¿Y si el niño da un estirón y le crecen dos números el pie?, ¿qué hacemos con las deportivas estupendas que le hemos comprado? Nada, nada, a esperar y comprar con cautela. A veces por pretender ahorrar acabamos gastando de más.

Y no debemos olvidar que nosotras, vosotras, MADRES, también volvemos, volvéis al cole. ¡Ay sí, amigas mías! No os libraréis de las charlas en la puerta del colegio, los chismes, las críticas, el “me han dicho de este profe…. Qué te parece a ti”, el regalo de Navidad al profe, el AMPA,…. De todo eso no te vas a librar, ahí toca apechugar como la que más y ¡ojo! Ensaya sonrisa en el espejo porque es la que deberás lucir hasta que el calendario escolar diga que se acabó el curso. Mi consejo de madre experimentada: escoge bien el grupito de madres en el que te quieres mover y bajo ninguna circunstancia salgas de él. Al resto de mamás (y algún papá, que haberlos también los hay) sonrisita, nada de hablar de temas comprometidos, nada de compartir información de esa que tu sabes importante y poco más. El patio del cole es zona roja, riesgo máximo, ¡no lo olvides!

Os deseo un feliz inicio de curso. Si vuestros peques comienzan la aventura escolar, tened paciencia con la adaptación, al principio puede ser dura pero con cariño y paciencia lo lograréis. A las que, como yo, tenéis experiencia, ¡ánimo! Las primeras semanas será difícil pero le cogeremos el tranquillo rapidito.

¿Cómo estáis pasando estos días previos a la vorágine de horarios y rutinas?, ¿tenéis tan poquitas ganas como Rayo y yo?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Acerca del blog
Hablar, reír, comer, besar,...una boca sana, una boca Vitis te permite disfrutar de la vida. Descubre todas las propuestas que Bocas Vitis te ofrece y saborea las que más te gusten. Porque tú eres únic@, igual que tu boca.
Últimos tweets 
Salud Bucal Dentaid