Paaataaataaa

foto antigua

Hace mucho tiempo, la sonrisa estaba mal vista. Sí, como lo oyes. Allá por el siglo XVII, en la pintura los únicos que sonreían eran los pobres, los borrachos, la gente del mundo del espectáculo… No por su mala dentadura, ya que eso era algo a lo que estaban acostumbrados, sino porque se creía que la idea de sonreír era una estupidez, un atentado contra la decencia y el buen gusto.

Con el paso del tiempo, en los siglos XVIII y XIX, esta teoría seguía vigente y todavía no aparecían fotografías o retratos de “personas de bien” con una amplia sonrisa en su boca.

Pero llegó un momento, a finales del siglo XIX y principios del XX, en que esta acción dejó de considerarse algo transgresor. Pero entonces, con los avances tecnológicos, apareció la fotografía y las sonrisas seguían sin ver la luz.

Ahora el motivo era que, a la hora de tomar las fotos, estas necesitaban una larga exposición para que la imagen quedara grabada, por lo que la persona retratada debía permanecer inmóvil durante mucho tiempo.

Si a eso le sumamos que era un recuerdo para toda la vida, preferían mantener un rostro serio a una sonrisa tonta, movida o borrosa.

Pero la fotografía siguió su curso, se mejoraron los sistemas de exposición y así fue como las sonrisas comenzaron a llenar las pantallas de nuestros móviles, ordenadores y televisiones. Y ahora, cada vez que vemos una cámara, siempre hay alguien al lado, con la boca bien abierta, diciendo aquello de “¡paaataaataaa!”.

Equipo VITIS

Equipo VITIS

VITIS, una de las marcas de la gama de productos especializados en salud bucodental de DENTAID, ha evolucionado hasta convertir la gama de cepillos de dientes, pastas dentífricas, colutorios, cintas y sedas dentales en la más amplia y especializada del mercado.

¿QUÉ OPINAS?