Alimentación y Navidad en el embarazo

salud bucodental navidad

El índice de masa corporal se calcula dividiendo el peso corporal en kilos por el cuadrado de su talla en metros (kg/m2). La OMS considera que:

– IMC = 18.5-25 es normopeso

– IMC > 25, sobrepeso

– IMC > 30, obesidad

No es igual llegar al embarazo con normopeso que con kilos de más (recuerda, en el embarazo no se recomienda seguir dietas de adelgazamiento). Por eso no podemos hablar de cuánto peso hay que ganar en toda la gestación de manera generalizada, el control ha de ser personalizado. Sí sabemos cuánto peso han ganado las embarazadas que menos problemas de salud han tenido en sus embarazos: con normopeso aumentaron 11.5-16 kg, con sobrepeso 7-11.5 kg y con obesidad, 5-9 kg (Institute of Medicine de EEUU, 2009). Quienes se salieron de estos rangos tuvieron más problemas de salud en sus embarazos. Y es que cuando el peso es excesivo nos enfrentamos a mayor probabilidad de sufrir complicaciones en el embarazo como hipertensión arterial o diabetes gestacional (que además se ha relacionado directamente con la salud bucodental), que pueden condicionar el transcurso del embarazo y parto, ser factores de riesgo en embarazos posteriores e incluso persistir tras el parto. Al dar a luz hay más distocias (complicaciones durante el parto) y el desarrollo del puerperio también se ve afectado por esos kilos de más.

Las Navidades son el momento del año en el que más nos dejamos llevar por los excesos en la alimentación. Hay que intentar controlarlos, más aún en el embarazo. Recuerda:

  • Bebe agua: los refrescos y zumos envasados aportan calorías extra y demasiado azúcar. El alcohol está totalmente desaconsejado, ningún nivel es seguro en el embarazo.
  • No abuses de turrones, mazapanes y polvorones, contienen muchísimas calorías pero no aportan nutrientes saludables.
  • En las comidas y cenas de Navidad suele haber mucha cantidad y variedad de comida calórica, escoge los alimentos de forma equilibrada (permítete un capricho si todo lo demás que elijas es saludable) y ponte poca cantidad en el plato.
  • Come despacio, nuestro cerebro tarda 20 minutos en “darse cuenta” de que estamos saciados, ¡no te empaches!
  • Más de la mitad de las embarazadas sufre gingivitis (uno de sus síntomas es el sangrado con el cepillado), por lo que es recomendable utilizar productos de alta calidad específicos para el cuidado de las encías desde el inicio de la gestación. La gama VITIS encías previene la gingivitis, las caries y la enfermedad periodontal o enfermedad de las encías, que puede tener importantes repercusiones en la gestación como la prematuridad o el bajo peso al nacer. El cloruro de cetilpiridinio (CPC) (presente en la pasta de dientes y el colutorio VITIS encías) es un antiséptico de uso diario seguro durante el embarazo que inhibe la formación de placa bacteriana (biofilm oral) y reduce su acumulación, controlando así la aparición o el desarrollo de la gingivitis.
  • Para prevenir la gingivitis, acude a tu dentista y cepíllate los dientes después de cada comida. Si tienes nauseas al cepillarte los dientes, utiliza el colutorio VITIS encías. Una vez al día realiza una limpieza profunda que incluya el cepillado con cepillos interproximales, el uso del colutorio VITIS encías y la seda dental suave de VITIS.
  • Cuando salgas de casa lleva siempre en tu bolso un cepillo y la pasta de dientes para cepillarte tras cada ingesta.
Jade Magdaleno

Jade Magdaleno

Matrona, Sexóloga y estudiante de Psicología. Combina su labor en paritorio, urgencias y preparación al parto con la formación continuada y la labor divulgativa en www.matronaonline.net y en la Universidad Autónoma de Madrid, en el Grado de Enfermería. Comprometida siempre con la mejora en la asistencia a la mujer, trabajando por un trato más humano y respetuoso.

¿QUÉ OPINAS?