Te crecen los enanos

crecer

En esta gymkana maternal nuestra tendemos siempre a reducir la maternidad a la fase bebé, pensando quizá que ser madre consiste casi exclusivamente en alimentar, dormir, velar y amar a un ser humano de dimensiones variables que con frecuencia cabe en el hueco de tus brazos. Por la noche, ya exhausta, te compadeces cayendo en plancha en la cama al grito de, ¿pero qué es este torbellino que ha puesto patas arriba mi vidantera? Pero los niños crecen, y tú como...

Seguir leyendo