Qué lista mamá oficinista

madre trabajadora

- Contrata a la que no tiene hijos – diría un empresario errado a otro empresario a punto de errar, ante la tesitura de tener que elegir nueva empleada. - No se precipiten ustedes – apunta servidora desde aquí –. Escondida tras una madre hay mil y una virtudes, capacidades y nuevas aptitudes que esa misma mujer antes no poseía, o poseía quizá en menor grado, o poseía y no lo sabía. Que todo puede ser. Seguro que les suena a ustedes...

Seguir leyendo