De pareja a padres

familia

Si ya es difícil encontrar entre todos los habitantes del mundo a una persona con la que congenies, te vea guapa cada mañana al despertar y soporte con estoicismo tu malhumor y mal aliento, más difícil todavía es convertiros a la vez y de sopetón en padres del mismo hijo, propietarios del mismo bien con opinión, voto y misma facultad de veto. Durante el embarazo es muy probable que la mujer prolongue su costumbre de hacer y deshacer a su antojo....

Seguir leyendo